Computadoras y robots en la ciencia ficción y fantasía (segunda parte)

En esta segunda entrega sobre el tratamiento de las computadoras y los robots en la ciencia ficción y fantasía, vamos a continuar con la estela dejada en la primera parte. Ya hemos llegado a los años sesenta del siglo pasado, en plena guerra fría las obras de los autores se centraron en una posible conflagración nuclear y sus posibles consecuencias.

Ojo cámara del computador HAL 9000

Ojo cámara del computador HAL 9000

El inicio de los computadoras

En plena segunda guerra mundial y en la posterior guerra fría, las potencias beligerantes buscaban sacar ventajas de diferentes maneras. Una de ellas en lo que al campo de la computación se refiere. En los años cuarenta y cincuenta nacieron los primeros computadores. Su tecnología se basaba en la electrónica de los tubos de vacío. La comunicación era en el llamado lenguaje de máquina. Podemos destacar entre otros a ENIAC, la primera computadora digital electrónica de la historia, la UNIVAC I, la primera computadoras comercial o la IBM 701, la primera computadora que funcionaba con tarjetas perforadas, para introducir los programas.

En esa misma época D. F. Jones escribió la obra Colossus, en el año 1966. En dicha obra vemos como el gobierno de Estados Unidos cede el control de la defensa del país a un supercomputador. Con el paso del tiempo logra contactar con su compeditor, llamado “Guardian“, su homónimo de la Unión Soviética. Al final forman una única entidad que toma conciencia de si mismo y decide tomar el control mundial ¿Os suena de algo? Basada en la obra se realizó una película en el año 1970, llamada “Colossus: The Forbin Project“, dirigida por Joseph Sargent. Sin duda, una de las obras maestras del género fue el cuento “I Have No Mouth, And I Must Scream“, que traducido biene a decir “No tengo boca y debo gritar” Su autor, Harlan Ellison, la escribó en 1967. En el relato se cuenta cómo una computadora militar, llamada AM, que deriva de la frase “I think, therefore I am“, en castellano “Pienso luego existo”, toma conciencia de si misma, y decide acabar con la raza humana, mediante un holocausto nuclear.  El superordenador, Skynet, de la obra Terminator, que trataremos más adelante, está basada precisamente en AM.

A finales de esa década, la de los años sesenta, un mismo director, Stanley Kubrick, fue capaz de reflejar la locura atómica y la posible toma de conciencia por parte de las computadoras. El la película de 1965 “How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb” que en España se tituló “¿Teléfono Rojo? Llamamos desde Moscú” o en hispanoamérica “Dr. Insólito o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba“. En dicho film con grandes dosis de humor negro se narra la agresión de Estados Unidos contra la Union Soviética con bomas nucleares enviadas utilizando bombarderos B-52.  En el segundo film, una clásico del cine de ciencia ficción “2001: A Space Odissey” , estrenada en 1968, se narra como un equipo de astronautas, trata de seguir las señales de un estraño monolito, hallado en la luna y que parece obra de una civilización extraterrestre. En una obra total, en el sentido que abarca diversos campos, como la evolución humana, la tecnología, la inteligencia artificial y la vida extraterrestre.  El guión fue escrito por el propio director y el escritor Arthur C. Clarke, basándose en su cuento “El centinela” En el film cobra protagonismo un computador, de tipo mainframe,  llamado “HAL 9000” , que se vuelve psicótico, cuando entre en conflicto su esencia de no recibir respuestas que tengan dudas.

Finalmente, para darnos un poco de esperanza, en la obra de 1966 “The Moon Is a Harsh Mistress” del escritor Robert A. Heinlein, se describe como un supercomputador central, de una estación lunar, llamado “Mike“, ayuda a dirigir una revuelta, al estilo de la independencia de Estados Unidos, contra una Tierra autoritaria, mientras se hace preguntas existenciales sobre su propia identidad.

Si dirigimos la vista sobre el continente europeo, concretament sobre Polonia, nos encontramos allí con un escritor, Stanislaw Lem, que creó una gran cantidad de obras sobre una profunda exploración de la importancia de las computadoras. En la narración “Memoirs Found in a Bathtub” de 1961, que en castellano se tradujo como “Memorias encontradas en una bañera“, se basa en la historia de que una civilización, en un futuro muy lejano, cuentan con datos de las civilizaciones antiguas, como la de Egipto o la de Mesopotamia, pero no de la nuestra. Esto es debido a que un catalizadores de estructura subatómica, que hemos traído de una de las lunas de Urano, causa la destrucción de casi todo el tejido vegetal. Dicha civlización del futuro, sólo cuenta con unas anotaciones encontratadas en una fortaleza subterranea. Otra obra suya “El invencible” de 1964, contempla la evolución de una forma no orgánica.  Una de sus obras más importantes en lo que a computadoras y robots se refiere, es el ensayo “Los robots en la ciencia ficción

En las últimas décadas

Desde hace ya unos cuantos años las computadoras y los robots ya no sólo se tratan en las obras de ciencia ficción, ya que se han incorporado de pleno en nuestra vida cotidiana. En cualquier caso en muchas obras se les sigue tratando como un potencial amenaza para la especie humana o utilizados por gobiernos con oscuros intereses,

Muestra de ellos es la película “The Net” de 1995, en castellano “La Red“, una película donde su protagonista, una solitaria analista informática, descubre un programa de Internet, que permite acceder a bases de datos secretas. Años antes, en 1983, se estrenó una film que quedaría como un clásico, estoy hablando de “War Games. Juegos, hackers y redes, esta es la fórmula perfecta para la historia.  Esta película, además de ser un entretenido thriller de ciencia ficción, nos muestra los inicios de lo que más tarde sería Internet. A nivel de curiosidades el personaje principal utiliza una computadora IMSAI 8080. Una de las frases míticas de la película, es la pronunciada por el supercomputador, llamado WOPR, y que reza “Extraño juego. El único movimiento para ganar es no jugar

En la década de los años ochenta las computadoras se convirtieron en el centro de las obras de ciencia ficción, en un genero llamado cyberpunk, especialmente en las obras de William Gibson. En las que destacan la obra “Neuromante” de 1984,  donde aparece un sombrío y espeluznante futuro, donde la mayor parte de Norteamérica, es una única y gigantesca ciudad, prácticamente Europa un vertedero atómico y Japón una jungla de neón, corrupta y brillante.  Se trata de una trilogía, las otras dos obras, que son su continuación son “Count Zero” de 1986 y “Mona Lisa Overdrive” de 1988.

La primera película comercial que depende en gran parte de la animación por ordenador fue “Tron” de 1982. Donde una computadora consigue capturar a un diseñador de videojuegos. Dicha persona se convierte en un personaje de un juego, de vida o muerte. Otro obra importante es “Max Headroom: 20 Minutes in the future“, de 1985 Se trata de una serie de televisión, englobada dentro del mismo género cyberpunk, donde el personaje principal es Max Headroom, un ente de inteligencia artificial.

Otro escritor importante de los años ochenta y noventa, en lo que se refiere a sus obras es Greg Brear, entre las que destacan “Eon” y “Blood Music” de 1985 y “Queen of Angels” de 1990.

No quiero terminar el artículo sin hablar de dos obras cumbre, de los últimos años, en lo que respecta en la cultura popular de masas, que tratan con computadoras y robots. La primera de ellas es “The Terminator“.  La primera de sus entregas se estrenó en los cines en el año 1984. En su argumento un robot humanoide cyborg, llamado Terminator, viaja al pasado, desde el año 2029 al 1984. Su intención es asesinar a Sarah Connor, la madre del único hombre capaz de salvar la humanidad, llamado John Connor, en un futuro dominado por las máquinas. Dichas máquinas con controladas por la inteligencia artificial Skynet. Tal y como hemos comentado anteriormente en el artículo. La otra, de la cual también se realizaron diferentes entregas fue “The Matrix“, la primera de ellas del año 1999. Dicho film supuso un antes y un después en los efectos especiales.  Trata sobre un personaje, Neo, un programador informático de día un hacker de noche.  Lleva mucho tiempo pensando que en el mundo alguna cosa falla, que hay alguna cosa más.  Todo cambia cuando un día recibe un mensaje que dice “Matrix te posee” Al recibirlo inicia la búsqueda de otro personaje, llamado Morfeo. Espera que pueda responder a sus preguntas. La principal de ellas ¿Qué es Matrix? Un mundo virtual para ocultar la verdad.  Neo descubre que todo su mundo es virtual en la que todos los seres humanos se encuentran conectados a su cebrero, mediante un cable.  Descubre la terrible verdad, las personas son cultivadas para poder dar energía a las máquinas.

Mensaje original recibido por Neo

Mensaje original recibido por Neo

Con esto finalizamos. Antes de acabar os quiero recomendar un programa de radio, que escucho utilizando los podcasts, me ha servido de inspiración para escribir ambos artículos. Se trata de “Verne y Wells ciencia ficción” que podéis escuchar utilizando la plataforma IVOOX

You may also like...

4 Responses

  1. tannhausser dice:

    Muy buena la recopilación.

    Solo echo en falta a los simpáticos robots jardineros de Silent Running (en España la bautizaron como Naves Misteriosas). Es una peli de los 70’s con un bonito mensaje ecologista.

    • Gracias! La película que comentas no la conocía, la he visto ésta semana, coincide en el tiempo con el primer ecologismo de los años sesenta y setenta, y se nota 🙂 Mola la música de Joan Baez!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR