Entornos virtuales con PROXMOX

Hasta ahora hemos hablado de diferentes tecnologías de virtualización, entre ellas QEMU/KVM, VMWARE o VirtualBox. Siendo la primera de ellas a las que hemos dedicado más artículos. También últimamente hemos hablado de los Linux Containers y de OpenVZ. Pues bien, hoy hablaré de PROXMOX VE, una tecnología open source de virtualización, que nos permitirá tener ambas cosas, es decir, poder operar con virtualización KVM y contenedores tipo OpenVZ, en un mismo entorno.

¿Qué es PROXMOX VE?

Dicha tecnología utiliza un entorno basado en Debian con un kernel RHEL modificado, de ésta manera sobre estos dos pilares podemos manejar los servidores virtuales y los contenedores. Una de las gran ventajas de éste producto es que las operaciones se pueden realizar desde la línea de comandos o shell y vía interfaz web, incluso provee una REST API para integrar herramientas de terceros. Como viene siendo habitual en los productos que se tratan en la web, es software libre, ya que utiliza la licencia GPL, en su versión 3.

Si leemos un poco sobre su historia, veremos que sus dos creadores, es decir Dietmar y Martin Maurer, que son dos desarrolladores de Linux, empezaron a trabajar en lo que sería PROXMOX, para conseguir mejorar e integrar las tecnologías OpenVZ y KVM una sola plataforma.

Instalación de PROXMOX

Para el artículo he creado una máquina virtual, ya que me sará más fácil interactuar con ella. En cualquier caso en producción se debe de instalar sobre un servidor físico, con un disco, para la instalación del sistema y otro, también puede ser un conjunto de discos en raid, para el almacenamiento de los contenedores y las máquinas virtuales.

Nos iremos a la página web oficial, y nos descargamos la ISO, yo he utilizado la versión PROXMOX VE 3.4

proxmox-001

La página de inicio de la instalación es la siguiente:

proxmox-002

En el siguiente paso aceptamos la licencia de usuario.

proxmox-003

Ahora seleccionamos el disco donde instalaremos el sistema, recordemos que tenemos que escoger el más pequeño. Yo he añadido dos discos, uno de 16 GB (/dev/sda) que será donde instalaré el producto, y otro de 350 GB (/dev/sdb), que servirá para almacenar los contenedores y máquinas virtuales.

proxmox-004

Escogemos nuestro país, la zona horaria y la distribución del teclado.

proxmox-005

Añadimos una contraseña de administrador y un correo de contacto.

proxmox-006

Configuramos la red, por norma general automaticamente escogerá una IP estática para nuesto sistema. Escogemos el dominio, IP estática, la máscara, la puerta de enlace y el servidor DNS.

proxmox-007

A partir de aquí comienza el proceso de instalación.

proxmox-008

Al finalizar veremos el siguiente mensaje. Reiniciamos y ya nos podremos ir a nuestro navegador web. Es muy importante que nos recordemos de la dirección IP del servidor.

proxmox-009

En el navegador, escribiendo la IP más el puerto 8006, podremos ver el panel de administración web. De la siguiente manera : https://ip-del-servidor:8006

proxmox-010

El usuario que usaremos por defecto es root, más tarde se podrán crear otros usuarios, la contraseña que escogimos en el proceso de instalación y el idioma, que es en mi caso el castellano o español. Al conectar veremos un mensaje de aviso. El texto nos dice que no tenemos ninguna suscripción válida. PROXMOX ofrece diferentes tipos de suscripciones, que nos brindarán servicio técnico, acceso al repositorio Enterprise, soporte del foro comunitario, paquetes de tickets de soporte, etcétera. Lo podéis consultar aquí.  Si os interesa también existen posibilidades para partners. Es importante, sobre todo si somos empresas, apoyar los productos open source con esta serie de suscripciones. Si lo usamos de manera casera podemos trabajar perfectamente sin dichas suscripciones.

La vista del entorno web es la siguiente:

proxmox-012

En la columna de la izquierda tenemos las diferentes vistas, ya sea “Vista por Servidor“, ya que PROXMOX está preparado para trabajar con alta disponibilidad en cluster, además la vista de carpetas y la de almacenamiento. En la parte de la derecha, que ocupa casi dos terceras partes de la pantalla, tenemos la vista de “Centro de datos“, con diferentes pestañas, que trataremos con atención en el siguiente capítulo. En la parte superior derecha tenemos los botonos de creación de máquina virtual y de contenedor. En la parte inferior la vista de tareas y de “Registro de Cluster

En próximos capítulos seguiremos viendo el entorno de trabajo web, la creación de una máquina virtual, la de un contenedor, y por último la gestión de alta disponibilidad en cluster.

Siguientes capítulos:

Crear máquinas virtuales con PROXMOX

You may also like...

11 Responses

  1. Juanito dice:

    Muy bueno para mi que no lo he instalado nunca
    Gracias

  2. Uriel dice:

    Me parece excelente articulo, recién descubro tu página y me agrada como redactas, solo quisiera saber si para usar el Proxmox se necesita una maquina con características especiales o puedo incluso usar un equipo viejo para probar.

    • davidochobits dice:

      Hola Uriel, primero de todo gracias por visitar la página. Respecto al tema del equipo para que todo funcione correctamente debe soportar virtualización, lo puedes saber escribiendo el siguiente comando en la consola:

      cat /proc/cpuinfo | egrep ‘(vmx|svm)’

      Saludos

  3. Luis Acosta dice:

    Saludos a todos, tengo un Servidor dedicado con 64GB en Ram Intel Xeon E5 E5-1620v2 quisiera saber cuantas maquinas virtuales con Windows XP sp3 con 1 GB Ram puedo instalarle? que me recomiendan de como seria la configuracion.

  1. 10 septiembre, 2015

    […] que en mi caso es KVM, ya que se trata de una máquina virtualizada utilizando una infraestructura PROXMOX, información de la CPU y memoria, y por último el uso de espacio en el disco y los paquetes por […]

  2. 15 octubre, 2015

    […] Entornos virtuales con PROXMOX […]

  3. 8 julio, 2016

    […] utilizado la versión de PROXMOX 4.2, no hace falta que os hable de su instalación, porque ya lo hice en su día. Supongamos que las direcciones IP y sus nombres son los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR