Instalar Slackware sin morir en el intento

Slackware es una de aquellas distribuciones míticas, que están desde el principio de los tiempos de GNU Linux, junto con otras como Gentoo, y que tienen fama de tener una instalación “la tela” de difícil. Pero que una vez pasado esa prueba de fuego, promete brindar un excelente rendimiento. En el artículo de hoy va precisamente de eso, de su instalación. El título quizás es un poco exagerado, vamos a ver si se lo merece.

slackwarelogo-01

Sobre Slackware

Actualmente es la distribución más antigua GNU Linux que sigue vigente. Tal es su historia que su primera versión fue lanzada, la 1.0, en 1993. Fue creada por Patrick Volkerding. El nombre deriva del termino “Slack”, extraído de la “Iglesia de los SubGenios” A fecha de éste artículo la última versión estable es del año 2013, la 14.1 para arquitecturas de 32 y 64 bits.

Instalación

Ya hemos dicho que la instalación tiene fama de ser bastante compleja, para ello no he seguido ninguna guía en Internet y me he centrado en su documentación oficial.

Instalación de kernel

Una vez descargada la ISO, al inicial la máquina virtual nos encontramos con la pantalla de bienvenida.

slackware-14-001

En éste paso podemos utilizar dos kernels diferentes:

  • huge.s , es el recomendado, ya que incluye soporte para los equipos más nuevos y actuales, esto es, para ATA, SATA o SCSI. No es recomendado para equipos antiguos.
  • hugesmp.s, recomendado para equipos antiguos con un solo procesador.

Aprentando la tecla ENTER usaremos el primero. A continuación debemos escoger el tipo de teclado. Por defecto utiliza el inglés, yo he escodigo el español de España “es_ES”. Al pasar al siguiente paso veremos la imagen:

slackware-14-002

Aquí escribimos ‘root’, para acceder a la consola de comandos.

slackware-14-003
Ahora viene una parte muy importante que es el particionado del disco, aquí utilizaremos el programa ‘cfdisk’. Debemos crear una partición transaccional o swap más otra para la raíz, esto como mínimo. Antes de utilizarlo podemos ver la información de nuestro disco con ‘fdisk –l

slackware-14-004

Al acceder al programa observamos nuestra partición, que tal como indica es la primera unidad lógica y tiene todo el espacio disponible.

slackware-14-005
Creamos la partición swap seleccionado “New” y indicamos el espacio, como mi máquina virtual tiene 1 GB de memoria, le asigno 2 GB a la partición. Una vez creada en “Type”, decimos que será transaccional o SWAP, con el código 82. Si deseamos podemos escoger “Write” para escribir los cambios en el disco. También nos podemos esperar para hacer éste paso al final.

slackware-14-006
Añadimos otra de 512 MB donde más adelante montaremos la partición /boot del sistema, y marcaremos como ‘bootable’ y el resto lo dejamos para la raíz del sistema “/“. Ambas con el código 83.

Al finalizar el particionado quedará así:

slackware-14-007

Podemos comprobar que se han realizado los cambios utilizando otra vez ‘fdisk –l

slackware-14-008

Continuamos con la instalación utilizando la herramienta “The setup tool”, que nos proporcionará un menú. Accedemos a él escribiendo ‘setup

slackware-14-setup-001

Volvemos a comprobar y seleccionar nuestro idioma de teclado desde ‘KEYMAP

slackware-14-setup-002

Yo he escogido “qwerty/es.map” al marcar “OK”, podemos comprobar el teclado en la siguiente pantalla. Si es correcto escribimos ‘1’ + ENTER

slackware-14-setup-003

A posteriori aparecerá el menú de SWAP, que nos indica que ha detectado la partición que hemos creado antes. Una vez confirmado nos muestra información sobre el fichero /etc/fstab, donde ya tenemos indicado la nueva partición.

slackware-14-setup-004

Seguidamente nos muestra las particiones que todavía tenemos disponibles.

slackware-14-setup-005

Señalamos la tercera que es /dev/sda3, para así montar allí la partición raíz “/

slackware-14-setup-006

Le debamos formato, indicando que utiliza el formato ‘ext4’, aquí para gustos colores.

slackware-14-setup-007

Por último indicamos que /dev/sda2 montar la partición /boot

slackware-14-setup-008

Y así ya tenemos las dos particiones que nos faltaban listas en /etc/fstab

En los siguientes pasos ya podemos instalar la distribución propiamente dicha, en lo que se refiere a paquetes de software.

slackware-14-setup-009

Vemos varias opciones de instalación, según el medio. Elegimos la primera, ya que es una ISO, y ‘auto’, para que escoja el medio automáticamente.

En el menú observamos todos los paquetes que se van a instalar, aparte de los paquetes del sistema básicos, también se instalarán otros como el escritorio KDE, GNU Emacs, etcétera. Marcaremos también KDEI, para tener soportes para idiomas.

Ahora podemos escoger el modo, el recomendado es el primero ‘full’, si nos interesa tenemos más opciones.

slackware-14-setup-010
Por cada paquete que instale iremos viendo su información. No hay que decir que éste proceso es un poco largo, depende mucho de la potencia de nuestro equipo.

Al finalizar éste proceso vendrá la parte de instalación del sistema de arranque LILO

slackware-14-setup-lilo

Escogeremos la configuración por defecto. Justo al final  escogemos el destino para LILO, que deberá ser MBR

slackware-14-setup-lilo-3

No, no hemos terminado todavía. Debemos configurar periféricos como el ratón o mouse.

slackware-14-setup-mouse

Los más habituales son “Microsoft PS/2” y “USB connected mouse

El apartado siguiente está dedicado a la configuración de red. Primero escogemos el nombre de ‘hostname‘ que en mi caso es “Slackware64“, y el de dominio que lo podemos dejar vacío o bien escribir ‘local.localdomain‘ La IP que utilizaré será por DHCP, en éste caso también tengo que indicar la IP del router, ya que será quien me suministrará dicha IP dinámica.

En la ventana siguiente podemos añadir servicios adicionales al arranque del sistema.

slackware-14-setup-012

En mi caso he añadido ‘rc.cups‘ para el servicio de impresoras.

Ahora le toca el turno a la hora del sistema, podemos escoger la hora local o bien usar un servidor UTC. En micaso la zona es Europe/Madrid

Como windows manager para el servidor X, vamos, lo que sería el escritorio, podemos escoger entre KDE, XFCE y otros, yo he elegido el primero.

slackware-14-setup-desktop

Al finalizar la instalación nos recuerda que no tenemos ninguna password para el usuario root, así que creamos una. Sólo nos queda reiniciar.

Ya podemos ver el menu LILO

slackware-14-intro

Al acceder por primera vez veremos la consola de comandos, para ir el escritorio escribimos “startx“, antes de esto es recomendable crear un nuevo usuario, para así no utilizar ‘root’. Lo creamos de la siguiente manera:

1
adduser

Nos hará varias preguntas además del nombre de usuario, como la contraseña o si queremos utilizar la consola y la hombre por defecto.

Añadimos el usuario al grupo ‘wheel‘, importante para que después utilice sudo.

En mi caso:

1
usermod -a -G wheel davidochobits

Editamos el fichero /etc/sudoers/ y descomentamos la línea “%wheel ALL=(ALL) ALL” y así ya podrá utilizar sudo nuestro usuario.

A continuación editarmos el fichero /etc/slackpkg/mirrors, y descomentamos el que más nos interese.

1
nano /etc/slackpkg/mirrors

Por cercanía, ya que no he encontrado los de mi país, utilizaré los franceses. Ahora ya podemos actualizar nuestro sistema:

1
2
slackpkg update
slackpkg upgrade-all

Al hacer esto último veremos una ventana emergente con los paquetes que se actualizarán:

slackware-14-slackpkg-upgrade

El proceso aquí también puede tardar un rato.

Para que en vez de arrancar en modo consola lo haga en modo gráfico debemos cambiar el nivel de runvel, para ello editamos el fichero /etc/inittab y cambiamos “id:3:initdefault:” por “id:4:initdefault:” Y reiniciamos.

slackware-14-setup-desktop-1

No soy un experto en Slackware y tampoco lo quiero parecer, os dejo una serie de enlaces muy interesante y que aportan mucha información sobre que hacer después de la instalación:

Linuxito.com | blog.desdelinux.net

Nos vemos en la próxima.

You may also like...

10 Responses

  1. Rubén FM dice:

    Una de mis distros favoritas. Espero que la disfrutes porque aunque parezca tediosa por culpa de su gestor de paquetes, una vez que logras dominarla se convierte en un sistema estable como una roca.
    La instalación es sencilla pero las explicaciones que dan a veces resultan un poco confusas.

    • davidochobits dice:

      Hola Rubén,
      De momento sólo la he instalado sobre una máquina virtual. Tengo un Toshiba Dual-Core con 4GB de memoria, esperando a que la instale ; )

  2. Isaac Palacio dice:

    Sera robusta, ¿pero no es un poco obsoleta?

  3. Pablo dice:

    Ahora se está por lanzar la nueva versión, si no me equivoco sería la 14.2
    Yo ahora mismo estoy corriendo una máquina con slackware, tiene el kernel 4.1.6 (en current está lista para instalarse la versión 4.1.13 (que según kernel.org será de soporte de largo plazo LTS)
    pueden ver el changelog, para ver las ultimas adiciones y upgrades en http://www.slackware.com/changelog/current.php?cpu=i386
    claro, es la versión current, pero se puede trabajar sin problema también usando los stables que salen cada año.
    En cuanto a disponibilidad de paquetes, 90% de todos los paquetes de software que alguna vez busque los encontré en slackbuilds.org
    Y 100% de las veces que tuve algún problema que no pude solucionar por mi mismo lo he encontrado en linuxquestions.org
    documentación slackware, hace unos pocos años se lanzó docs.slackware.com con muchos howtos

    Todo es una cuestión de gustos al final, es lo bello al final en el mundo linux. hay una distro para cada necesidad y gusto
    Con slackware, es cierto, el comienzo suele ser un poco difícil, pero creo que, para mí lo fue aún más, porque cuando empecé a usarlo no tenía internet a mano, pero aún así creo que vale la pena probarlo. He usado varias distribuciones (cuando me he frustrado) desde Ubuntu, pasando por OpenSuse, Red Hat, Linux Mint, etc. Pero he terminado volviendo, porque eran muchas más las cosas que me frustraban en esas distros, y como ya sabía como solucionarlo en slackware, investigar como hacerlo en una nueva distro “amigable” me pareció una perdida de tiempo.

    Saludos, y gracias por aportar para el conocimiento de Slackware con el post.

    • davidochobits dice:

      Hola Pablo,

      Antes de nada muchas gracias por tu genial aporte. Yo hasta ahora no había probado Slackware, siempre he sido más de Debian, desde hace bastantes años. Aunque ahora tengo OpenSUSE en mi laptop. Me gusta mucho Slackware por su filosofía de sólo utilizar paquetes testeados a conciencia, de éste manera garantiza una gran estabilidad. Tengo otro portátil Toshiba al que tengo pensado instalar Slack a corto o medio plazo.

      Saludos y gracias a ti por pasarte por aquí.

      • Pablo dice:

        Si me permites, tengo dos blogs que puedo recomendarte si te interesa estar al día con novedades de slack una es el blog
        de un indonesio llamado Willy, el es mantenedor de mate (fork de gnome) para Slackware, ademas de contribuidor de paquetes para http://www.slackbuilds.org Siempre anda sacando novedades del mundo slack y otras cosas y personalmente me ha ayudado con software aún no disponible para slackware (de esos recién salidos del horno, para meter en mi rama -current)

        Y el otro blog, es el de Alien Bob (Eric Hameleers) uno de los contribuidores al proyecto slackware (por lo menos uno de los más visibles), mantiene los paquetes de kde, y otros en slackware (de la repo oficial) así como extraoficialmente vlc, libre office, chromium, y muchos más en http://alien.slackbook.org/blog/
        Ocasionalmente tira algunas recetas de comidas también 🙂

        Éxitos y no te rindas, que luego veras los frutos…

  4. NeoRanger dice:

    Wow!! Siempre pense que era muy dificil instalar slackware y la verdad que no lo es. Se configuran cosas que la mayoria de los usuarios de Linux sabemos, por lo menos los que le damos un poco a la consola. En estos dias voy a hacer lo mismo que vos, voy a probarla en una virtual a ver si puedo instalarla.

    Saludos!

    • davidochobits dice:

      ¡Hola!

      Es cierto, Slackware no es tan complicado de instalar, pero también es verdad que el gestor “setup” ayuda mucho. La instalación manual es mucho más tediosa.

      Un saludo, gracias por pasarte y comentar 🙂

  1. 14 enero, 2016

    […] Ahora viene la parte más importante, o quizás la más delicada, ya sabéis de lo que hablo, de las particiones de disco y su montaje. Dicha configuración es prácticamente idéntica a la de otros sistemas como Slackware. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR